Crónica Ironman Lanzarote 2012 por Juan Andrés

El Ironman de Lanzarote 2012 comienza en el pasado enero, cuando uno se conciencia y mentaliza que, a partir de ese momento, casi todo girará en torno a ello. Esos cinco meses dan para escribir un libro, pero vamos a centrarnos en el dia D ….19 de mayo de 2012.

Suena el despertador a las 4:45 horas, habiendo dormido más bien poco. Desayuno, ducha, ultimos preparativos y a la salida. En medio de la multitud, inflo las ruedas, dejo el avituallamiento personal, me pongo el neopreno y a la salida.

Llego a la playa a las 6:45, pienso en meterme en el agua un para de minutos para coger la respiración, pero pienso que no pasa nada….gran error. Me coloco por la mitad, dan la salida, cojo un hueco y ahí voy….pero se repite la situación del año pasado….no puedo soltar el aire…no puedo nadar (si ya lo se por que coño no caliento antes!!!). Me paro y giro para que no me arroye la multitud…consigo salirme a la derecha y empiezo a respirar tranquilo….comienzo a nadar de espalda y, pasados unos 4-5 minutos ya me pongo a nadar normal. Me río para adentro de lo imbécil que soy.

Voy en medio del mogollón. Voy helado de frío. Este año hemos coincido todos que la natación ha sido muy dura y peleona. La gente muy nerviosa…ostias como panes por todos sitios…haciendo eses continuas…no se podía nadar y encima era más largo que el año pasado unos 300 metros. En la tercera boya me dan una patada en la cara….gafas fuera. A parar otra vez y colocarlas cuidando de no ser hundido por la multitud…La segunda vuelta ya he decidido que voy tranquilo, a salir vivo y punto. Había incluso un gorro y gafas en el fondo, que luego me contaron que a uno le partieron la nariz de un golpe en el agua…Salgo en 1.19…9 minutos más de lo que, normalmente, debería haber hecho; me da igual, yo estoy aquí para terminar y disfrutar. Puesto casi 1200. Veo a Nadiuska y Rubén les hecho agua. Cojo la bolsa de la bici, fuera neopreno, casco, dorsal y a por la bici.

Me monto y veo que hace sol, una alegría. Hace viento, aunque menos que el pasado año. Salgo de Puerto del Carmen, y empiezo a rodar. Empiezo a adelantar conocidos y hablamos. También me adelantan guiris con desarrollos bestiales…ya caerán. Me encuentro cómodo en la bici, buen ritmo. Llego al Golfo, rotonda y se presenta ante mi Timanfaya….tan bello como siempre. Adelanto a más gente, y más gente. Paso Timanfaya y me digo que tengo que levantar el pie, que es muy largo. Hasta La Santa lo hago más tranquilo….Famara con poco tierra en la carretera…y empieza lo bueno. Subida a Teguise, Haría y el Río. Estaba seguro que en Teguise tendría ánimos jejeje, así que cuando oigo mi nombre saludo. Salgo de Teguise y pienso en apretar. Subiendo Haria se nubla, hace frío y ya se ven los ventiladores girando. Me he lanzado y adelanto mucha gente..algunos se tienen que bajar de la bici y otros hacen eses para llegar arriba. Voy suelto. KM 105, corono haría, me paro a coger el avituallamiento personal (que barritas que me cocina mi mujer….oooogggghhhhh!!! y un bocata de salchichón…los geles es para los buenes jejejeje. Bajo haría y enfilo el Río. Aquí está despejado y la visión de la Graciosa es más espectacular que nunca. Adelanto a un italiano y un portorriqueño y me dicen estar entusiasmados con el recorrido ciclista…. Mirador del rio y a bajar. Me lo tomo con tranquilidad, como y bebo. Me doy cuenta que el garmin se ha apagado…lo vuelvo a encender; se apagó en la carretera de bajada del Rio,,,y es que tela con la carreterita…ya no llevo referencias, pero me da igual. Km 130, 140…y llega la temida carretera de Nazaret. Bueno, por llamarle de alguna forma…Por el suelo hay bidones, portabidones, tubulares, cámaras….la bicicleta rechina tanto con las piedras que le suenan hasta los huesos. Paso nazaret sin pinchazos, solo quedan 25 km. La espalda ya está cargada, pero voy bien. Un ruso me pregunta que queda (llevaba el jodido unos 12000 euros de bici…). Entro en puerto del Carmen. 6:22, veinticinco minutos menos que el pasado año, bien de tiempo y controlando el esfuerzo. Puesto sobre 660. He adelantado casi 500 personas,

Dejo la bici, cojo las zapas y la gorra y me pongo a correr. Pienso en como afrontar la maratón; hace mucho calor, así que tranquilo que será una escabechina…como así fue.

En el momento que entro en el circuito pasa Del Corral que empieza su última vuelta…nos miramos, nos chocamos la mano, le felicito y cada uno a su ritmo jejeje. Paciencia me reitero….Llego al aeropuerto,,,voy bien pero ya me doy cuenta que será muuuuy duro. Pienso en llegar al avituallamiento del giro de la primera vuelta y ver a Nadiuska y Rubén para que me den una voces de ánimo. Y así fue. Giro y vuelta a Puerto del Carmen. En los avituallamientos cojo agua –isotonico-coca cola-agua. Todo acaba o dentro del cuerpo o por encima…que calor. Volviendo ya empiezo a ver a gente muy tocada (por diversos foros se dice que es el año de las petadas en el maratón). Me cruzo con mis amigos, y yo, como siempre, animando a la gente. Hablo con Saleta Castro (puf, iba fundida)…me pasa Eneko Llanos con la bici y le digo que así podrá,,,se para, rie y me dice que me la deja…no que me echan jejejeje. Primera vuelta, ya he cogido mi tran tran y adelantando gente. Segunda vuelta…la más dura…giro y vuelta… momentos que piensas que esto es muy duro….me acuerdo de mi familia, de lo que he invertido en estar aquí y sigo. Comienzo la última vuelta, he pasado el momento más crítico. Ya se que, aunque arrastrándome llego a meta. Pero me encuentro bien, incluso voy algo más rapido en esta que en la anterior. Último giro…5,5 km a meta..4…3…2…alzo los brazos,,,,veo el arco….100 metros,,,alguna lagrimilla….FINISHER. 3:44 en el maratón, puesto 400 y poco. Total 11:41, casi 25 minutos menos que el año pasado…pero eso poco importa.

Paso por el hospital a por una manta ya que me entró una tiritera que no podía controlar y allí no paraban de llegar camillas con gente. En el restaurante me tomo unas cervezas (ooooogggghhhhhh), paella y un bocata. Recojo los trastos y al hotel Me duele todo, pero tengo la sonrisa y la satisfacción de haber conseguido me propósito.

El IM de Lanzarote es grande, muy grande…y duro, muy duro. No se cuando, pero tengo la sensación que nos volveremos a encontrar.